El Albaicín pierde otro trocito más de su Patrimonio Histórico. La noche del viernes falleció José Ferrer González a la edad de 80 años, más conocido en el flamenco granadino como ‘El Niño de las Almendras’. Así se concluye “toda una época del flamenco, el flamenco de las ventas, la fática y el hambre”.
 
Cantaor payo, nació en Granada  en el barrio del Albaicín, en el año de 1933. A los ocho años dejó la escuela y comenzó a cantar por los patios de su barrio donde eran muy típicas las reuniones familiares y de vecinos. Con doce años, ganó su primer concurso y después logró la fama y el prestigio local en La Chata, la vieja calle taurina de Granada. En el Albaicín tenía su casa, situada en la calle del Muladar de Doña Sancha, convertida en peña cultural flamenca donde actuó durante muchos años y donde, según decía, reunía todo el mundo.
 
Todos lo consideran el ‘maestro en el cante libre’, un artista con una voz extraordinaria que hacía las delicias de todos los aficionados del flamenco. Con su talento, con su humor y su vitalidad rendía también a los más jóvenes, como subraya Curro Albayzín: “Era un gran artista muy querido que, pese a su edad, se había convertido en el ídolo de la juventud”.
 
 

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?