Hoy en día millones de gente de todo el mundo habla español y por eso es una de las habilidades más valiosas que alguien puede tener. Hay varias diferentes maneras para obtener esa habilidad y la mayoría de la gente encuentra una que es mejor que las otras. El truco es encontrar la manera que te queda mejor, aunque eso es ir a España para aprender o ir a un instituto de la lengua española y después esforzarse para mejorar su conocimiento.
Inmersión en el país

 Mucha gente piensa que la mejor manera para dominar la lengua es aprender español en España en un instituto de la lengua española. De esa manera puedes sumergirse a la lengua comunicando con la gente del alrededor, algo que no es posible si no vives en España. Eso no solo ofrece la oportunidad de practicar constantemente, pero también puedes escuchar los locales hablar en su vida cotidiana. Dado que frases coloquiales y lengua informal cambia mucho, es casi imposible aprender esas cosas desde un libro.
La segun
da ventaja viene de los profesores especializados. Pueden contestar preguntas y resolver cada confusión, algo que puede ser muy difícil para alguien que aprende de libros, películas sin acceso a alguien que puede explicar. La estructura de un instituto también puede prevenir procrastinación y frustración, los que pueden hacer la gente detener sus estudios.
Libros y películas
Hay gente, especialmente niños y gente joven, que aprende lenguas extranjeras solamente por su exposición a películas u otras medias que están escritos en esa lengua. Mucha gente que aprende de esa manera ve películas españolas o telenovelas con subtítulos en inglés. Otros leen libros en español al lado de una traducción en inglés. Los que aprenden más, son esos que mezclan las dos maneras.
La gente que puede aprender de esa manera aprovecha el ambiente acogedor de su casa mientras aprendiendo. Si les parece que ver una película es más divertido que leer un libro del alumno, es menos probable que van a quitarlo. Sin embargo mucha gente no está capaz usar ese método y por eso no se aplica a todos.
Libros del alumno
Leyendo un viejo libro del alumno es la manera clásica para aprender español sin tomar clases. Se pide mucha disciplina, pero da la opción de mantener su propio ritmo. La desventaja es que el libro no puede contestar preguntas y es fácil frustrar y dejar los estudios. Los que tienen la disciplina y han estudiado otros idiomas pueden tener éxito, pero a menudo es muy exigente.

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?