Aprender español te va a beneficiar de muchas maneras. Independientemente de tu edad, puedes aprender una lengua extranjera, ya que tu mente está bien preparada para eso. No solo es español la segunda lengua oficial en muchos países, sino también hay muchos países donde español es el idioma dominante. Hablando una lengua extranjera te introduce en un nuevo mundo que no sabías que hay. Solamente pensando en la comida y el entretenimiento que son abundantes en culturas diferentes, entenderás que español no hace una excepción. A lo mejor tendrás la oportunidad de aprender español en España o en otro país hispanohablante.

A veces tu motivación aprender español puede mermarse, especialmente cuando las clases se vuelven más difíciles. Memorizar las conjugaciones de los verbos puede ser agotador. Aprender las normas de un idioma nuevo puede ser confundido. Mientras aprendiendo las cosas que debes, puedes hacer tus estudios bastante interesantes para que tengas ánimo para continuar.

Keep the motivation when you are learning Spanish

Tener en cuenta la razón de aprender

Una manera de quedarte motivado es tener en cuenta las razones por aprender español en primer lugar. ¿Te gusta el sonido de la lengua? ¿Te gustarías viajar a España o a otro país hispanohablante? ¿Tienes familia que habla español?

Hay muchas razones internas (amar el idioma) además de razones externas (viajar o aún una buena nota). Intenta escribir esas razones y ponlas en un sitio que ves cada día, como el frigorífico. Manteniendo tus razones enfrente de ti, te ayudara quedarte motivado si encuentras alguna dificultad mientras aprendiendo.

Sumergirse

Intenta de conectar la lengua con algo que disfrutas. ¿Te gusta algún personaje hispanohablante? Busca artículos en español sobre la persona y practica mientras leyendo. Intenta de escuchar música española. Usa Netflix o YouTube para encontrar películas o series de televisión que te gustan en español. Puedes aún aprender como ordenar en español en el restaurante español de tu barrio.

Verás y escucharás la lengua en su contexto natural. Seguirás aprendiendo sin leer un libro. Además no te vas a cansar tan fácilmente leyendo una cosa una y otra vez.

Revisa tu progreso

Hay muchas herramientas por el internet que puedes usar para examinar tu competencia en español. Úsalas como una parte de tu motivación. A veces, cuando estás aprendiendo te sientas como que te has estancado. La verdad es que es difícil ver nuestro progreso, especialmente cuando no practicamos. Si es posible, encuentra un amigo de estudios o un tutor con quien puedes tener una conversación en español. Te sorprenderá cuanto lejos puedes llegar y te dará motivación para continuar.

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?