Celebrar el 1 de noviembre en España: el Día de Todos los Santos

Cada año cuando llega el 1 de noviembre recordamos y honramos a todos nuestros seres queridos que han fallecido. El origen de esta fiesta, que aún hoy celebramos, se remonta a cuando la iglesia empezó a honrar a los que morían por profesar su fe católica. Este hecho comenzó a celebrarse en el imperio romano, por parte de Diocleciano.

Como escuela de español, en iNMSOL nos encanta nuestra cultura, y os queremos contar un poco más acerca de este día.

Comida, tradiciones y hábitos españoles

Cada 1 de noviembre hay actividades que no pueden faltar nunca para los españoles. Es tradición que todo el mundo, sobre todo las personas mayores, se acerquen a los cementerios para visitar y llevar a las tumbas ramos de flores y velas. Igualmente se hace en España. Todos los cementerios se llenan de luz y colores, eso para que permanezcan los recuerdos de esta genta, aunque ya no esté. Además, para seguir recordándolos, en cada iglesia se dice una mesa especial.

¿Quieres conocer qué se hace en otras regiones?

También es costumbre representar Don Juan Tenorio, drama religioso fantástico por José Zorilla. De hecho se hizo popular lo de representarlo con luz de las antorchas y sobre todo en los cementerios para que se mantenga el tema de la fiesta. Una de las escenas más llamativas es la del dialogo entre el galán y la monja, cuando Tenorio ya está muerto. En Barcelona por ejemplo hace muchos años se representa en cementerio modernista del Poblenou.

El 1 de noviembre: Don Juan Tenorio

Una de las costumbres más interesantes es por ejemplo la del norte de España. La gente empieza a salir por las calles y campos para disfrutar de la tradicional Castañadas. Una fiesta que se celebra en Cataluña, donde se puede gustar comida a base de castaña, acompañada con vino dulce.

Celebrar el 1 de noviembre en España: castañas
Otro ejemplo lo encontramos en las Islas Canarias. Las familias se reúnen para contar anécdotas sobre amigos muertos, comiendo frutos secos y bebiendo.

Por otro lado, en Galicia, hay la creencia que los difuntos participen a las misas.

En Zamora se organiza una procesión por los cementerios. En ella, se llevan velas dibujando así el camino de las ánimas.

Por último, en Jaén los jóvenes en estos días suelen cerrar las puertas de las viviendas para que no entren los malos espíritus.

Otro aspecto que a los españoles no les falta ese día, es disfrutar de la comida. ¡Cocinar platos típicos en familia es toda una tradición! Las pastelerías se llenan de dulces típicos: Huesos de santos, Gachas y Buñuelos de viento.

Muchas y variopintas maneras para celebrar y honrar todos los santos y nuestros seres queridos. Para que descansen en paz, gracias al amor que todos los que están en vida expresan durante ese día y siempre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*