La mayoría de los turistas que llegan a Granada, una de las ciudades más antiguas de Andalucía, aprecian tanto las tapas y el tinto de verano como La Alhambra y los otros edificios históricos. A pesar de la importancia de estos sitios culturales, muchas personas no se quedan en la ciudad el tiempo suficiente para descubrir un barrio que, junto al Albaicín, ofrece la posibilidad de observar desde una posición privilegiada la ciudad y de visitar una parte de Granada desconocida para los demás. Entre las callejuelas que cruzan calle San Matías, decoradas con grafitis artísticos, se esconden varios restaurantes, bares y hoteles que ofrecen servicios de calidad absoluta. Entre la multitud de locales situados en el viejo barrio de los judíos, los más famosos son Gar-Anat Hotel en Placeta de los Peregrinos; el café vegetariano Papaupa en calle Molinos y la tienda italiana Cacho e Pepe situada en calle Colcha, que prepara comida casera italiana para llevar: de la mozzarella a la burrata, de la pasta fresca a los vinos.

Instituto Mediterráneo Sol también está ubicado en el Barrio del Realejo, en la  calle Enriqueta Lozano 17, y desde 1992, ofrece los mejores servicios disponibles para la instrucción de los estudiantes que quieren aprender o mejorar su nivel de español y para la formación de profesores ELE. Además en el blog de la escuela y a través la página de  Facebook, Instituto Mediterráneo Sol promociona numerosos eventos culturales y populares granadinos y, por eso, es correcto afirmar que la escuela cuida tanto de sus estudiantes como de su ciudad, porque quiere crecer y afirmarse en España con ella.

Realejo

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?