El Realejo

Incluso antes de la llegada de los moros, en el siglo VIII, los judíos tenían su ciudadela en las orilla izquierda del Darro. La ciudad se identificó con ellos de tal manera que los moros la llamaban “Garnata al-Yahud”, Granada de los judíos. Cuando los cristianos tomaron la ciudad, arrasaron el barrio de los detestados judíos y lo renombraron El Realejo, pues había sido apropiado por la Corona.

 

 

El único espacio público importante del barrio es el Campo del Príncipe, creado por los Reyes Católicos para la celebración de las fiestas nupciales de su hijo Juan, que murió poco después, dicen de agotamiento sexual, tan apasionado estaba por su joven esposa. En verano el Campo es un centro de la vida nocturna, llenándose de mesas de las muchas tabernas que lo rodean.
 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la cuesta que sube desde el Campo del Príncipe está la bonita iglesia del patrón de Granada, San Cecilio. En esta foto la vemos “coronada” por el extravagante Hotel Alhambra Palace, construido a principios del siglo XX por un aristócrata granadino, a fin de alojar a su amigo el rey Alfonso XIII y a su séquito, cuando venían a cazar en la región.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Source

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?