Ya pasaron varios días desde que se fueron nuestros estudiantes noruegos en Granada, pero queremos compartir con vosotros esta experiencia tan única que han vivido en nuestro instituto. Llegaron el sábado 2 de marzo por la tarde, y estas son sus aventuras por Andalucía.

Aunque llegaron bastante cansados del viaje, sin duda ya pudieron darse cuenta de algunas diferencias que distinguen un país del otro.

estudiantes noruegos en Sierra Nevada

Actividades ideales y clases de español

A partir del domingo los estudiantes noruegos en Granada empezaron sus excursiones, todas muy interesantes y útiles para que conocieran muchos aspectos de España en general, y de Andalucía en particular.

El primer día de programa viajaron a las Alpujarras, región de la sierra que se encuentra a unas dos horas de Granada capital y que merece la pena ver por la variedad de sus pueblos y mucho más. Lo pasaron genial y por la noche regresaron al hotel donde alojaban para descansar, ya que al día siguiente empezaban las clases en iNMSOL.

Asistieron a un curso de español centrado en el aprendizaje no solo del idioma, sino también de la cultura de nuestro país adaptado a sus niveles. Ellos tenían clase 3 horas al día, todas las mañanas, de lunes a viernes. Y por otro lado, por la tarde, participaban en talleres y visitas muy bien organizadas.

¿Algún ejemplo? Un interesantísimo taller de cerámica, una verdadera novedad para la mayoría de estos estudiantes que nunca habían asistido a algo parecido. ¿Qué más? Un apasionante taller de baile muy relacionado al espectáculo de flamenco que vieron esa misma noche en el Sacromonte. La verdad es que recomendamos a todo el mundo que vaya por lo menos una vez en su vida a disfrutar de este espectáculo, que no es una simple exhibición, sino arte puro.

Durante el resto de la semana fueron a una degustación gastronómica, tuvieron una visita guiada por los barrios más antiguos de la ciudad, o sea el Albaicín y el Sacromonte, y también a los lugares más emblemáticos de Granada, que son la Alhambra y el Generalife.

estudiantes noruegos en Granada

Una triste despedida

Justo una semana después, desafortunadamente, dejaron Granada para volver a casa. Evidentemente las clases impartidas les han dado la posibilidad de mejorar sus capacidades escritas y orales en español y las actividades a las que asistieron les han permitido vivir intensamente las costumbres españolas. Por eso es cierto que los chicos/as se fueron muy contentos de la experiencia vivida y nosotros igual por ser parte de su experiencia.

Deseamos mucha suerte a todos, siempre nos recordaremos de esta semana pasada juntos, y ¡esperamos verlos pronto en Granada!

estudiantes noruegos en Granada