Rayuela es un clásico de la novela contemporánea. A 25 años de la muerte de su autor, el genial Julio Cortázar, podemos decir que Rayuela es el mejor legado que nos ha dejado el escritor y también la obra cumbre que lo consagró a la fama.

Julio Cortázar , escritor argentino, nació en 1914 en Bélgica (pero, en la Embajada Argentina) y falleció en 1984 en París, ciudad donde vivía. En 1983, gracias a la posibilidad que le brindó la vuelta a la democracia en Argentina, el escritor hace el último viaje al país. Entre las múltiples obras del autor se destacan sonetos, cuentos, obras de teatro y novelas. Entre sus escritos más conocidos se destacan Bestiario, Los Premios, Historias de Cronopios y de Famas, El Perseguidor y otros cuentos, La vuelta al día en ochenta mundos, 62/Modelo para armar, Libro de Manuel, Un tal Lucas, Queremos tanto a Glenda, Salvo el crepúsculo y muchos más. Pero, Rayuela es su obra maestra. La primera edición apareció por primera vez en 1983 y, de allí en más, no deja de editarse. En esta novela, Cortázar se propuso la búsqueda del humor mezclado con la nostalgia, con el juego y con la profundidad que nos ofrece su relato, la profundidad de la vida misma en la búsqueda del paso “de la tierra al cielo”.

Rayuela tiene múltiples lecturas. Se dice que “es un libro que son muchos libros” y esa es la verdad. El autor nos ofrece, antes de comenzar la lectura un Tablero de Dirección. A través de este “tablero de dirección” que es un juego más de Cortázar, el autor ofrece a sus lectores la posibilidad de elegir una de dos formas distintas de lectura. Aunque, para ser honestos, debemos decir que – más allá del tablero- Rayuela puede leerse de cualquier modo y uno jamás se cansará de leerla y de releerla porque es una novela mágica que nunca dejará de sorprendernos.

La historia de Rayuela gira alrededor de su protagonista principal que es Horacio Oliveira, un argentino que se va a vivir a París y allí conoce a La Maga. La Maga es una uruguaya que también viajó a París con su hijito Rocamadour y ella es una protagonista clave de la historia, una protagonista que ningún lector olvidará. Se caracteriza por saber de un sinnúmero de temas. Trabaja ayudando a organizar correspondencia. Tiene un hermano, abogado, que vive en Rosario (Argentina). Este personaje está en una búsqueda constante, pero —según el personaje Gregorovius— «…uno tiene la sensación de que ya llevás en el bolsillo lo que andás buscando».

 

La Maga (Lucía) Es la protagonista de la historia. Es una uruguaya que viajó a París con su hijo Rocamadour ya que sus padres querían que ella lo abortara. Se caracteriza por ser distraída y por no tener los conocimientos de sus compañeros y amigos, cuestión que en ciertas ocasiones la hace sentirse menos que los demás («Es tan violeta ser ignorante»). Sin embargo, su ingenuidad y ternura más de una vez son envidiadas por los integrantes del Club de la Serpiente. Lo que más envidia Oliveira de Lucia, es su forma de ver las cosas, ella “nada en el río, mientras él lo mira de lejos”.

—Yo no me sé expresar —dijo la Maga secando la cucharita con un trapo nada limpio—. A lo mejor otras podrían explicarlo mejor, pero yo siempre he sido igual: es mucho más fácil hablar de las cosas tristes que de las alegres.

Rocamadour. Es un bebé, hijo de la Maga. Su nombre real es igual que el de su padre, Francisco. Es cuidado por una institutriz llamada madame Iréne, pero finalmente la Maga lo lleva a vivir con ella. En el transcurso de la historia se enferma y muere en el apartamento que compartían la Maga y Oliveira, la misma noche que intenta suicidarse Guy. La muerte del niño es un hecho fundamental en la novela.

Etienne: pintor. Uno de los mejores amigos de Oliveira en su estadía en París.

Ronald: pianista estadounidense de jazz y bebop viviendo en París, novio de Babs.

Babs: ceramista estadounidense, novia de Ronald.

Guy Monod: amigo de Etienne, aparece en la presentación de todos los integrantes del club, sin trascendencia para la trama de la novela.

Morelli: es un novelista consumado (identificado por algunos como el álter ego de Julio Cortázar), a quien los integrantes del club estudian y admiran. Se representa en los primeros capítulos (del lado de alla) como un viejo que es atropellado y a quien Oliveira ayuda. En los capítulos prescindibles (tercera parte), se aclara la identidad del personaje cuando Oliveira y Etienne van a visitarlo al hospital. Cortázar pone en palabras de Morelli su idea de hacer literatura, habla de hacer una literatura limpia, sin mucho “decorados”.

Ossip Gregorovius: está enamorado de la Maga,por esta razón este personaje no es del agrado de Oliveira. Intelectual, igual que todos los integrantes del Club de la Serpiente. No se conoce bien su historia pasada, pero él mismo se adjudica tres madres diferentes. Es de Rumania.

Perico Romero: español, amante de la literatura.

Pola: joven francesa, amante de Oliveira. Para que Oliveira la dejara, la Maga hace un día vudú con una muñeca que la representa. Padece de cáncer de seno.

Wong: chino, es descrito inicialmente en el capítulo 14, carga un maletín repleto de libros, y en su billetera fotos relacionadas con una mítica ejecución en Pekín, de principios del siglo XX.

Traveler: es un amigo de juventud de Horacio Oliveira. Vive en Argentina. Es el esposo de Talita. Oliveira se ve muy parecido a él.

Talita: esposa de Traveler; Oliveira ve en ella a la Maga.

 

 

En Rayuela existen diferentes planos de la realidad:

Por un lado, Oliveira se junta con su grupo de amigos para embarcarse en largas conversaciones de índole metafísica y divagaciones filosóficas y políticas. De algún modo, cada uno de estos personajes (Oliveira, Etienne, Horacio, Ronald, Gregorovius) representa al mundo.

Por otro lado, La Maga es la única de los personajes que muestra una realidad tangible. Debido a que su nivel intelectual no es tan alto como el de Oliveira, La Maga plantea sus dudas ante los complejos razonamientos del grupo de amigos. Y no lo hace porque sabe si no, precisamente por lo contrario, porque no sabe y no entiende de qué hablan los hombres amigos.

La Maga es un personaje entrañable, querible desde el comienzo hasta el final. Personaje que quedará para siempre en el corazón de cada uno de los lectores. Ella no conoce, por ejemplo, el concepto de la filosofía zen con respecto a la felicidad ni entiende el pensamiento de los filósofos eclécticos pero eso no quita que exprese su adorable concepto sobre el tema: “no se hablar de la felicidad pero eso no quiere decir que no la haya sentido”.

Rayuela de Julio Cortázar es uno de esos libros que no pueden faltar en nuestra biblioteca. Es un libro que nos conducirá “de la tierra al cielo” y nos mostrará todo el recorrido de amor, desamor, discusiones filosóficas acerca de la vida, La magia de Rayuela nos movilizará toda la sensibilidad de nuestro espíritu y sentiremos verdaderos deseos de leerla y de releerla una y ciento de veces. En cada una de las lecturas que hagamos aprenderemos algo nuevo.

http://espaciolibros.com/rayuela-de-julio-cortzar/

 

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?