Torero, persona que se dedica a la lidia de toros bravos, tanto a caballo como a pie. Esta acepción empezó a utilizarse en el siglo XVIII. Durante los siglos XVI y XVII se llamaba matatoros a los que, como su nombre indica, daban muerte a los toros, y toreros de banda, porque llevaban en sus ropas una banda que los acreditaba, a los subalternos. A los que toreaban a caballo se les llamaba toreadores, voz que ha caído totalmente en desuso y que ha sido sustituida por picador y rejoneador.

Antiguamente, al torero se le llamaba toreador y se refería a todo aquel que, a pie o a caballo, entraba a la plaza a lidiar con toros.

El torero tiene varias etapas de formación, obtenida por la práctica. La primera etapa es la de novillero, en la que se lidia novillos debido a su menor tamaño y fuerza, comenzando generalmente en festivales sin caballos, para luego pasar a novilladas con picadores de acuerdo a sus resultados. La segunda etapa es la de matador, donde el torero ha conseguido destreza suficiente para desarrollar con estilo y técnica todos los tercios de la lidia. Cuando un novillero logra, en teoría, los méritos necesarios alcanzar el grado de matador, realiza una corrida especial denominada alternativa. La alternativa se puede conseguir en cualquier plaza de toros de primera categoría; sin embargo generalmente los matadores realizan una confirmación de su alternativa en plazas de particular tradición

 

Referencia: TOREROS

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?