Hoy os hablamos de una de las celebraciones españolas más mágicas. La noche del 23 al 24 de junio está marcada en nuestro calendario como la noche más corta del año, en la que se da la bienvenida al verano (coincidiendo casi con el solsticio de verano) de una forma muy peculiar.

Cientos de personas se reúnen en la costa a pasar la noche, reunidos con amigos y familiares. Se encienden hogueras y se llevan a cabo diversas tradiciones: unos saltan estas hogueras a las 12 de la noche, para atraer a la buena suerte; otros escriben sus deseos en un papel y los lanzan al fuego para que se cumplan. También es tradición meterse en el agua de espaldas al mar, ya que se dice que esa noche los baños en el agua del mar son purificadores…

Incluso si no crees en estas supersticiones, la noche de San Juan es una excusa estupenda para reunirte con amigos alrededor de una hoguera y darte un baño nocturno… ¡el cielo siempre luce precioso durante esa noche!

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?