“Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

Entre las frases célebres sobre nuestra preciosa ciudadGranada, encontramos las palabras de Francisco de Icaza: “Dale limosna, mujer, que no hay en la vida nada como la pena de ser ciego en Granada”.

Dale limosna

¿Quién es Francisco de Icaza?

Fue un crítico, poeta e historiador mexicano afincado en España. Además, contrajo matrimonio con la joven y adinerada española Beatriz de León, que se crio en Granada. Una calle de Granada lleva su nombre, y en la plaza de las Pasiegas encontraréis una placa con su poema más famoso escrito para Granada:

“Dale limosna mujer

Que no hay en la vida nada

Como la pena de ser

Ciego en Granada”.

Poema a Granada

¿Por qué estos versos?

Estos versos fueron escritos durante la luna de miel de la pareja. De hecho, el viaje de novios incluía Granada.  Un día, mientras paseaban por los bosques de la Alhambra, se encontraron con una persona ciega. El poeta exclamó: “Dale limosna, mujer”- dirigiéndose a su reciente esposa. A partir de ahí surgieron los inmortales versos.

Podemos encontrar esta placa en la Alhambra, más precisamente en los Jardines de los Adarves. En el extremo occidental del jardín, hay un mirador de donde arranca la muralla que une a las Torres Bermejas, muralla en la que se encuentran los famosos versos del poeta Francisco. Estos versos también están puestos a lado de la catedral, en la plaza de las Pasiegas.

En conclusión se trata de versos con los que el poeta expresa toda la admiración y asombro frente a cada esquina y cada piedra de la ciudad.

¡Disfrutar de tu estancia en Granada y en iNMSOL, y no te pierdas ni una esquinita de esta maravillosa ciudad!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*