En la península ibérica hay sólo una alhóndiga nazarí que se haya conservado en su integridad: el Corral del Carbón de Granada.

Actualmente situado en el Centro Sagrario de la ciudad, cerca de la Alcaicería y de la Catedral (un tiempo mercado de la seda y Mezquita Mayor), se trata de un edificio construido durante el reinado nazarí, en el siglo XIV, donde bajo el nombre de Al-Funduq al-Gidida, o Alhóndiga Nueva, era utilizado como posada para los comerciantes que transitaban por ahí, como almacén para depositar el grano y como mercado al por mayor. Por cierto, el nombre con el que es conocido hoy lo recibió tras la conquista castellana dado que hospedaba a los comerciantes del carbón.

Sin duda, lo que destaca más del edificio es su magnífica portada, formada por un gran arco y profusamente decorada con yeserías al estilo típico nazarí, mientras el patio, de planta cuadrangular, no presenta excesos decorativos, y el interior de las salas, que ahora albergan oficinas, está totalmente reformado.

 

De hecho, entre otras cosas, el antiguo edificio considerado bien de interés cultural hoy alberga las oficinas y el personal de administración de la OCG (Orquesta Ciudad de Granada), es la sede del Festival Internacional de Música y Danza de Granada, y, sobre todo en verano, se transforma en escenario de representaciones teatrales y conciertos de flamenco. Además, también alberga las oficinas del patronato de la Alhambra y Generalife, abiertas al público para pedir información y para reservar entradas gratis para visitar este célebre monumento de la ciudad.

 

Cómo llegar desde la Catedral:

Fotos: Luca Sarti

Comments

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?