Granada no sería Granada sin La Alhambra, el monumento principal que atrae a miles de turistas cada día en esta ciudad tan encantadora.

Declarada Patrimonio de la Humanidad, y considerada emblema de la ciudad desde 1870, año de su declaración como Monumento nacional, la Alhambra ha sido residencia de los sultanes nazaríes, ciudadela y fortaleza, y hoy en día es uno de los lugares más visitados de toda Andalucía y toda España. Desde cualquier mirador de la ciudad se puede ver este conjunto monumental, hecho por diferentes torres, palacios, patios y jardines, que sorprende por su peculiar estructura. De hecho, no tiene fachada principal, ni un centro, y además no tiene un recorrido predeterminado como suele pasar en otros monumentos.

La llamada octava maravilla del mundo es, por supuesto, un lugar que tiene mucha historia. Por eso, durante los siglos ha sido motivo de inspiración para muchos escritores, no sólo españoles, como el estadounidense Washington Irving que le ha dedicado el libro “Cuentos de la Alhambra”, texto imprescindible para quien quiera volver atrás en el tiempo y vivir la magia de este lugar.

 

Los Palacios Nazaríes

Los Palacios Nazaríes, corazón de la Alhambra, son un conjunto compuesto por tres palacios: el Palacio del Mexuar, el Palacio de Comares y el Palacio de los Leones. De la época de Mohamed V, esta última edificación es, sin duda, aquella que es más popular gracias a su patio central, el patio de los Leones, así llamado por los doce leones surtidores de la fuente que ocupa el centro de este lugar mágico.

 

El Partal

El Partal es una hermosa construcción edificada en la época de Muhammad III. Rodeada por jardines y fuentes, de esta edificación actualmente sólo permanecen un amplio estanque en el que se refleja el edificio principal, un pórtico compuesto por cinco arcos y la Torre Mirador de las Damas.

 

El Palacio de Carlos V y sus Museos

Totalmente de otro estilo es el Palacio de Carlos V, magnifica construcción renacentista situada entre los Palacios Nazaríes y la Alcazaba. En su interior encontramos dos museos. Situado en la primera planta del edificio, el Museo de Bellas Artes cuenta con nueve salas sobre el arte granadino desde la caída del reino nazarí hasta la época contemporánea, con un enfoque sobre el artista Alonso Cano. El Museo de la Alhambra, en cambio, se encuentra en la planta baja del palacio y alberga una colección de piezas artísticas pertenecientes a la época hispanomusulmana encontradas en el recinto del conjunto monumental.

 

Alcazaba

Junto a las Torres Bermejas, la Alcazaba es la parte más antigua del recinto. Residencia habitual del ejército de élite del rey en el siglo IX, desde ahí se vigilaba y controlaba la ciudad. Forman parte del recinto las Torres de la Quebrada, la Torre del Homenaje y la Torre de la Vela, desde la cual se puede disfrutar de una maravillosa vista sobre toda Granada.

 

Generalife

A finales del siglo XIII, el Generalife era lugar de descanso para los reyes de Granada así como su residencia de verano. Unos jardines maravillosos, llamados jardines del Generalife bajo, hechos por hermosas rosas de todos los colores, llevan a esta construcción formada por dos edificaciones unidas por el Patio de la Acequia, emblema de este área de La Alhambra. En su época se encontraba fuera del recinto monumental, y sólo se podía acceder desde el Paseo de los Tristes, subiendo la Cuesta de los Chinos. Hoy forma parte del conjunto, aunque se pueda visitar por separado.

 

Visitas nocturnas

Este conjunto es algo encantador a cualquier hora del día. Por eso, también es posible visitarlo por la noche gracias a las visitas nocturnas a los Palacios Nazaríes y al Generalife: una experiencia única y evocadora que os llevará una vez más atrás en el tiempo.

 

Ph. Luca Sarti

Comments

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?