El Instituto IMSOL os invita celebrar con nosotros el Día Internacional de la Mujer 2017. Dado que la mayoría de nuestros estudiantes son mujeres, no podríamos hacer algo diferente que celebrar ese día para apoyar todas las mujeres del mundo. El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer, conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra el día 8 de marzo.

Es un día global celebrando los logros sociales, económicos, culturales y políticos de las mujeres. También es un día que invita todo la gente apoyar la paridad del sexo.

Así que el Día Internacional de la Mujer es todo sobre unidad, celebración, reflejo, apoyo e acción. Pero algo es seguro, que el Día Internacional de la Mujer se celebra pará más que un siglo y continúa crecer aún más fuerte. Ningún gobierno, ONG, ninguna organización benéfica, corporación, ni instituto académico, red de mujeres o núcleo de medias es solamente responsable del Día Internacional de la Mujer. Muchas organizaciones declaran un tema DIM anual, que apoya esa causa e algunos de esos se adoptan más ampliamente que otros.

El tema central del Día Internacional de la Mujer de 2017, que se celebra el 8 de marzo, será “Las mujeres en un mundo laboral en transformación: hacia un planeta 50-50 en 2030”.

El mundo laboral está cambiando de un modo que tendrá consecuencias significativas para las mujeres. Por un lado, los avances tecnológicos y la globalización brindan oportunidades sin precedentes a quienes tienen la posibilidad de acceder a ellos. Por otro lado, están en aumento la informalidad laboral, la desigualdad de los ingresos y las crisis humanitarias.

En este contexto, apenas el 50 por ciento de las mujeres en edad de trabajar están representadas en la población activa mundial, frente a un 76 por ciento en el caso de los hombres. Es más, una abrumadora mayoría de las mujeres trabaja en la economía informal, subvencionando el trabajo de cuidados y doméstico, y se concentran en empleos peor remunerados y con menos cualificaciones, con poca o ninguna protección social. Lograr la igualdad de género en el trabajo es indispensable para el desarrollo sostenible.

Los derechos de la mujer son derechos humanos. Sin embargo, en estos tiempos tan difíciles, a medida que nuestro mundo se vuelve más imprevisible y caótico, los derechos de las mujeres y las niñas se ven reducidos, limitados y revocados. El empoderamiento de las mujeres y las niñas es la única forma de proteger sus derechos y garantizar que puedan alcanzar todo su potencial.

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?