Que estudiar el español en España tiene cierto sentido es obvio, ya que la mejor manera de estudiar un idioma es estando en el país. Pero España es un país grande con muchas ciudades bonitas. Entonces, ¿por qué Granada? Aquí os damos unas de las razones más importantes por qué estudiar en Granada es una muy buena idea.

 

Porque Granada tiene…

monuments-1679061_1920

1)… el tamaño perfecto

La ciudad de Granada tiene con sus aproximadamente 230.000 habitantes el tamaño perfecto. Una ciudad ni demasiado pequeña ni demasiado grande. Se puede ir a todos los sitios más importantes andando, y si una vez se quiere ir a un sitio más lejano como por ejemplo la estación de autobuses, se puede utilizar el autobús que funciona muy bien. En el centro de Granada se tiene a todo al alcance de un pequeño paseo a pie: tiendas de todo tipo, las atracciones turísticas y monumentos  más importantes, incontables bares, restaurantes y cafés… todo lo que se pueda desear.

 

 

2)… un ambiente internacional

Granada es una ciudad internacional. No solo atrae cada año más de 2,5 millones de turistas, sino también es la capital de Erasmus que acoge entre sus aproximadamente 65.000 estudiantes la mayor cantidad de estudiantes internacionales en Europa. Este alto porcentaje de personas de todo el mundo le da a nuestra ciudad un toque multicultural y un ambiente muy abierto a todas las culturas y nacionalidades. Además, Granada es una ciudad relativamente joven y llena de vida, gracias a los estudiantes de la Universidad.

 

 

3)… la ubicación perfecta

Granada tiene la ubicación perfecta, tanto en verano como en invierno. A solo 30 kilómetros se encuentran las pistas de Sierra Nevada, uno de los sitios de deporte de invierno más atractivo de Europa y a sólo 75 kilómetros está situada la Costa Tropical con sus bonitas playas.

¡En el buen momento del año incluso se puede esquiar y bañarse en el mar al mismo día!

Además, La Sierra es un destino precioso para excursiones y cualquier tipo de actividades deportivas en la naturaleza como ciclismo, senderismo, alpinismo y mucho más.

 

 

 

4)… una vida cultural amplia

La ciudad de Granada os ofrece también una vida cultural muy amplia. En primavera hay las famosas procesiones de Semana Santa y la Fiesta de las Cruces, y un poco más tarde, a finales de mayo o inicio de junio hay la feria de Granada durante el Corpus Cristi.

Además de estos acontecimientos bastante grandes, se celebra el Festival Internacional de Música y Danza en julio con artistas y músicos viniendo de todo el mundo. Y por supuesto, en Granada se encuentra siempre algo para hacer: conciertos de todo tipo en algún bar o en una plaza, una representación de teatro o baile, espectáculos de flamenco, cinemas, museos… hay algo para todos los gustos.

Y claro, ¡no hay que olvidar las tapas! La cultura de las tapas forma una parte muy importante de la gastronomía granadina y uno no puede estar en Granada sin irse de tapas de vez en cuando, ¿pero qué digo?, no de vez en cuando, ¡de tapeo se puede ir cada día!

 

 

 

5)… un encanto especial y único

Aquellos que ya han estado una vez en Granada saben de lo que estoy hablando. Granada tiene una magia, un cierto encanto único que no se encuentra en ninguna otra ciudad.

No estoy segura de dónde viene este encanto particular. Creo que es la mezcla de culturas, la mezcla entre historia y modernidad y por supuesto los numerosos sitios emblemáticos de Granada como la famosa Alhambra, el Albaicín, el Sacromonte y la Catedral que hacen de nuestra ciudad un sitio tan particular.

 

 

 

Andando por las estrechitas calles entre las casas blancas del antiguo barrio árabe Albaicín, subiendo al mirador San Miguel Alto por la tarde y viendo como la luz del atardecer resalta el rojo de las murallas de la Alhambra, parándose en un rincón en alguna calle y escuchar a un músico tocando la guitarra u observando una representación espontánea de flamenco, sentándose en un café en la sombra de unos árboles en una de las numerosas placitas para tomar algo, o admirando los ornamentos en los Palacios Nazaríes, es imposible no enamorarse de nuestra querida Granada.

 

 

 

Podría seguir contando y elogiando Granada, pero creo que es mejor que me paro ya.

Creo que estas cinco razones ya son suficientes para convenceros de que Granada es el sitio perfecto para vuestra estancia lingüística. Y si no he conseguido convenceros, pues ¡venid y comprobad que he dicho la verdad! 😉

 

Si ahora os han entrado ganas de viajar a Granada para aprender el español, ¡inscribiros hoy mismo en uno de los cursos de español que ofrecemos en nuestra escuela de español IMSOL!

¡Os esperamos! Y Granada os espera también 😉

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?