El reencuentro de Almodóvar y Banderas y una nueva secuela de ‘Torrente’ protagonizan los estrenos hispanos de 2011, en el que también destacan Rodrigo Cortés con ‘Red Lights’ y Mateo Gil con ‘Blackthorn’

 

Tras un año de explosión del cine español adolescente, 2011 se presenta prometedor y variado, pero con dos claros protagonistas: la cuarta entrega del ex policía más casposo, Torrente, y el reencuentro de Pedro Almodóvar y Antonio Banderas. Pero no son los únicos nombres destacados en un año en el que se estrenarán los nuevos proyectos de Daniel Sánchez Arévalo, Juan Carlos Fresnadillo -made in USA-, Fernando Trueba -de animación-, Nacho Vigalondo o Javier Fesser, con su tercer Mortadelo y Filemón. 

 

La nueva aventura de los detectives más inútiles del cómic español llegará a las salas en 3D, al igual que uno de los estrenos más esperados de la temporada, el cuarto Torrente. Santiago Segura vuelve a dirigir y protagonizar la saga más rentable del cine español. Y además de su inseparable Tony Leblanc, en este caso las colaboraciones se multiplican. Desde Kiko Rivera a Belén Esteban pasando por el Kun Agüero o Ana Obregón. Todos acompañarán a este machista y nostálgico del franquismo, que ahora pasa por una crisis económica. 

 

Un personaje y unas historias muy lejos de las que Almodóvar narra en sus películas, siempre complejas, siempre retorcidas y siempre sorprendentes. En esta ocasión, la expectación aumenta por el reencuentro entre Almodóvar y Banderas. 

 

El malagueño es el doctor Ledgard, un eminente cirujano plástico que quiere crear una nueva piel gracias a los avances de la terapia celular en La piel que habito, un filme inspirado en la novela Tarántula, del francés Thierry Jonquet. El manchego ha puesto en pie una historia de terror pero sin sustos, como él mismo la ha definido, y con un reparto que incluye a Elena Anaya o Marisa Paredes. 

 

Y como ejemplo de pura comedia para 2011, Primos, el tercer largometraje de Daniel Sánchez Arévalo tras Azuloscurocasinegro y Gordos. Una historia que relata el reencuentro de tres primos hermanos en el lugar de veraneo de su infancia. Raúl Arévalo y Quim Gutiérrez son dos de los primos de un título que llegará a los cines el 4 de febrero, un mes después de También la lluvia, dirigida por Iciar Bollaín y la apuesta española para los Oscar. 

 

Luis Tosar y el mexicano Gael García Bernal protagonizan un drama que entrecruza la historia del rodaje de una película de Cristóbal Colón con la Guerra del Agua sucedida en Cochabamba en 2000. Una película rodada en Bolivia, al igual que Blackthorn, en la que Mateo Gil se atreve con el western y nada menos que con el mítico personaje de Butch Cassidy, con la cara de Sam Shepard. De acompañante, un Eduardo Noriega metido a ingeniero pero con deseo de ser forajido. 

 

Y si ese es el único ejemplo de western, no ocurre lo mismo con el thriller, que llegará en todas sus variantes. Intruders, de Juan Carlos Fresnadillo, con Clive Owen, Daniel Brühl y Pilar López de Ayala, es un thriller con temática sobrenatural, mientras que Unknown, de Jaume Collet-Serra, toca lo dramático, con un Liam Neeson que sale del coma para darse cuenta de que nadie le reconoce. 

 

Thriller psicológico será lo nuevo de Rodrigo Cortés, Red Lights, con un reparto que incluye a Robert De Niro y Sigourney Weaver. Mezclado con comedia Carne de neón, de Paco Cabezas, y con terror vecinal Mientras Duermes, de Jaume Balagueró. Aunque para terror puro y duro llegará a las pantallas Génesis, la precuela de REC, que dirigirá Paco Plaza. 

 

Y en ciencia ficción mezclada con comedia, Nacho Vigalondo y su Extraterrestre, que promete una invasión alienígena a gran escala. También mezcla estilos Verbo, el debut en el largometraje de Eduardo Chapero Jackson, que contará con el atractivo añadido del regreso a las pantallas de Miguel Ángel Silvestre con una historia a medio camino entre la fábula, la fantasía y la ciencia ficción. 

 

Pero 2011 tendrá espacio para casi todo. La animación vendrá de la mano de Fernando Trueba y Javier Mariscal, que estrenan el 25 de febrero Chico y Rita; la ficción con aires documentales de 23-F, de Chema de la Peña; el drama de la Guerra Civil en Ispansi, de Carlos Iglesias, y la aventura de El Capitán Trueno y el Santo Grial, con Sergio Peris Mencheta a la cabeza. 

 

Sin olvidar la comedia. En el apartado de disparatada, La daga de Rasputin, de Jesús Bonilla, secuela de su ópera prima El oro de Moscú, y en el ecologista ¿Para qué sirve uno oso?, en la que Tom Fernández repite con Javier Cámara y Gonzalo de Castro.

http://www.granadahoy.com/article/ocio/876283/ano/prometedor/para/cine/e…

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?