A enemigo que huye, puente de plata

Es una frase autoría del político y militar castellano, Gonzalo Fernández de Córdoba (1453-1515), conocido en la guerra como el Gran Capitán, conquistador de Nápoles.

Esta frase  recomienda liberarse de los enemigos o toda persona que pueda o desea causar algún mal o daño.

Debemos facilitarle la huida o la retirada al que nos molesta u ofende. En las guerras de la Antigüedad, era común aplanar el camino al adversario para que éste no se detuviera ni intentara reagruparse para volver.

Otros Proverbios

Agua de febrero, llena el granero
A la tercera va la vencida
Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo