Aunque la mona se vista de seda, ¡¡¡mona se queda!!!

Aunque la mona se vista de seda, ¡¡¡mona se queda!!!

Este refrán indica que cualquiera puede mudar lo exterior pero la escencia sigue siendo la misma. No importa cuantas veces modifiques tu apariencia, siempre conservaras tu interior y mantendras tu misma esencia.

Hay cosas que, por mucho que intentemos esconder o disfrazar, siempre seguirán siendo como son.

Otros Proverbios

A quien Dios se la dé, San Pedro se la bendiga
El que ríe el último, ríe mejor
A la cama no te irás sin saber una cosa más.
Un grano no hace granero,pero ayuda a su compañero

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?