“ Los ojos son el espejo del alma ”

La vista  y la mirada están, más que los otros sentidos, cerca nuestra mente y  nuestra conciencia y, por eso, expresan inevitablemente las cosas y sensaciones de las  que somos conscientes. Sabemos cómo y por qué estamos mirando a una persona de una cierta manera, mientras otros aspectos del lenguaje de nuestro cuerpo pueden disimularse u ocultarse. Según muchas tradiciones, los ojos representan “el espejo del alma” porque reflejan de manera inmediata todas nuestras emociones, nuestros miedos y nuestras caras emotivas más secretas. “¡Mírame a los ojos!” es lo que se dice cuando no queremos perder ni uno de los mensajes que nos mandan los ojos de una persona. Una mirada vale más de mil palabras y, de hecho, gracias a los ojos, comunicamos estados de ánimo y manifestamos nuestro carácter. Por eso llega a ser significativa la dirección de nuestra mirada, su intensidad, sus movimientos y muchas otras características que contribuyen a proyectar nuestra persona al mundo exterior.

Otros Proverbios

Al mal tiempo, buena cara
Hacia la Virgen del Pilar comienza el tiempo a cambiar.
Nunca es tarde si la dicha es buena.
Atar los perros con longanizas

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?