Método Preparación:

PRIMER PASO

El primer paso por una ensalada campera, y casi el único “complejo”, es cocer las patatas y los huevos. Para ello, hay que lavar las patatas antes de cocerlas en una olla o cacerola con abundante agua salada. También se pueden cocer al vapor. El agua es más práctica porque podemos utilizarla para cocer los huevos al mismo tiempo.

Después de 9-12 minutos de cocción, sacar los huevos y dejarlos enfriar un poco antes de pelarlos.

Continuar la cocción de las patatas hasta que se puedan perforar con un cuchillo sin dificultad. Lo importante es que no estén crudas ni demasiado duras, aunque, de nuevo, puedes ajustar la consistencia a tu gusto. Escúrrelas y déjalas enfriar hasta que puedas pelarlas sin escaldarlas.

SEGUNDO PASO

Lavar bien los pimientos, abrirlos y quitarles las semillas. Córtalos en cubos o tiras. Picar finamente las cebolletas y picar los tomates al gusto. Combinar todos los ingredientes en un bol, añadir las aceitunas cortadas por la mitad, añadir las patatas, salpimentar ligeramente y mezclar.

Preparar la vinagreta emulsionando el aceite con el vinagre, el zumo de limón y salpimentar al gusto. Servir el atún escurrido o el bonito untado por encima, añadir los huevos pelados y picados y sazonar al gusto.

También se puede simplemente mezclar el atún y el huevo con todo lo demás, aunque la presentación es un poco menos elegante. Sin embargo, es muy sabrosa, ya que el efecto de “mezcla y combinación” es crucial en esta ensalada.

COMO ACOMPAÑAR LA ENSALADA

Se suele comer la ensalada como plato principal. Se acompaña de un buen pan en la mesa. Y quizás de algún gazpacho o salmorejo, si tenemos alguno disponible. Se puede dejar en la nevera, aunque es mejor no servirla muy fría. ya que si no se estropean los sabores.

 

¡Disfrute de la comida!

Ensalada campera