Salpicón de mejillones

Método Preparación:

El Salpicón de Mejillones un aperitivo muy sano y rico, ¡ideal para los días más calurosos de Granada!

  1. Preparación de los los mejillones: el primer paso será limpiar bien los mejillones. Se pueden raspar fuertemente con un cuchillo o se puede utilizar un estropajo de aluminio. Ponemos los mejillones en una olla con agua y la tapamos, la dejamos a fuego medio hasta que los mejillones se abran y le escurrimos el caldo (¡no tiramos el caldo! Lo reservamos en un vaso). Una vez que los mejillones se hayan enfriado un poco, separamos las conchas y nos quedamos con las partes que tienen el mejillón pegado, y reservamos.
  2. Preparación del salpicón: el salpicón es el relleno que va encima de los mejillones. Debemos picar el tomate, la cebolla y los pimientos, de forma minuciosa, que queden muy finitos. Cuando esté todo picado, lo mezclamos en un bol y le añadimos una cuchadara del caldo de la cocción de los mejillones. Aliñamos esta mezcla con el aceite, el vinagre y la sal, al gusto.
  3. Emplatado: colocamos las medias partes de los mejillones que habíamos reservado en un plato. Con ayuda de una cuchara, cubrimos los mejillones con el salpicón que ya hemos aliñado, ¡y ya tenemos listo nuestro Salpicón de Mejillones!

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?