Método Preparación:

La torrija, o tostada, es un dulce típico de las celebraciones, generalmente de Cuaresma y Semana Santa, en España. Consiste en una rebanada de pan (habitualmente de varios días) que es empapada en leche o vino con miel y especias, y, tras ser rebozada en huevo, se fríe en una sartén con aceite y se aromatiza con diversos ingredientes. Es un alimento de origen humilde y su uso es costumbre en Cuaresma, época en que los católicos dejan de comer carne.
  1. Parte el pan en rodajas de dos centímetros de gruesas.
  2. Pon en remojo con la leche caliente, algo más de la mitad de azúcar, la cascara de limón y la rama de canela.
  3. Bate los huevos y prepara un plato con algo más la mitad de canela en polvo y el resto del azúcar.
  4. Después de haber empapado las torrijas en leche, pásalas por el huevo y fríelas en abundante aceite.
  5. Rebozalas con la canela y el azúcar a gusto
¡Buen provecho!

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?