A caballo regalado no se le miran los dientes

Este dicho es común en muchos idiomas. Lo que quiere decir es que cuando alguien recibe un regalo debe hacerlo sin cuestionar su valor y aceptarlo como es.

El utiliza el caballo porque había esta costumbre de revisar a los dientes de este animal para conocer su estado de salud.

Otros Proverbios

El que ríe el último, ríe mejor
A la cama no te irás sin saber una cosa más.
Un grano no hace granero,pero ayuda a su compañero
No hay que empezar la casa por el tejado

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?