” Afalta de pan, buenas son tortas “

 

A falta de pan buenas son las tortas es un refrán que se usa  cuando nos tenemos que conformar con algo de menos valor al no poder alcanzar nuestro objetivo más ambicioso.

En la antigüedad en  las panaderías cuando estas no tenían pan. Los clientes al acercarse a comprar pan, le ofrecían tortas, hechas sin levaduras, por lo que los individuos se debían de conformar en llevar tortas y no el producto que anhelaba y ambicionaban.

La enseñanza que deja este refrán, es que en ocasiones el ser humano debe de aceptar lo que consigue en caso de no encontrar lo que se desea realmente.

Otros Proverbios

No hay que empezar la casa por el tejado
Cada moneda tiene dos caras
A enemigo que huye, puente de plata
Quien mucho abarca poco aprieta

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?