Cada moneda tiene dos caras

Este refrán significa que todo puede ser visto y juzgado desde varios puntos de vista, por eso no debemos fijarnos solo en lo que se nos muestra.

Las monedas tienen dos caras y no podemos ver las dos caras a la vez. Si miramos solo hacia un lado no nos enteramos de lo que hay al otro, entonces tenemos que mirar a ambas partes antes de expresar una opinión sobre una cuestión.

De todas formas hay  personas que lo entienden con otro significado, o sea que cosas aparentemente opuestas pueden producir el mismo resultado.

 

¿Y a ti cuál te parece más justa entre las dos?

Otros Proverbios

Lo que agosto madura, septiembre lo asegura
Agua de febrero, llena el granero
A la tercera va la vencida
Gallina vieja hace buen caldo