Mucho ruido y pocas nueces

Con la expresión de mucho ruido y pocas nueces se quiere hacer notar que se hace mucho ruido pero al final no se hace nada, todo es artificio. Es cuando hay mucho “bla bla bla” pero poca acción. O como cuando en un partido de fútbol hay un jugador que hace muchas piruetas pero a la hora de la verdad no marca ningún gol. Pues eso, mucho ruido y pocas nueces.

Otros Proverbios

Agua de febrero, llena el granero
A la tercera va la vencida
Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo