“NADIE ES PROFETA EN SU PROPIA TIERRA”

Jesús lo dijo así:

Y dijo: En verdad os digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra.

Lucas 4:24

Esta expresión, de incontestable contenido religioso, quiere subrayar  que es muy difícil predicar en el propio ámbito de pertenencia, sea éste el pueblo de origen, el lugar de trabajo o la familia. A veces por el exceso de confianza o por pura envidia, aquellos que se destacan o brindan buenos ejemplos o consejos entre los suyos, no tienen la suerte de ser escuchados.

Otros Proverbios

El tiempo todo lo cura
A barriga llena, corazón contento
Donde fueres, haz lo que vieres
En tierra de ciegos el tuerto es rey