No hay que empezar la casa por el tejado

Esta frase se emplea para indicar que no hay que empezar una tarea por el último paso para alcanzar el objetivo que se quiere conseguir. En el sentido literal de la frase, si queremos construir una casa, no tiene sentido empezar por el tejado, habrá que construir desde abajo hacia arriba. Del mismo modo, cada tarea tiene un orden más o menos lógico.

Cuando le decimos a alguien que está empezando la casa por el tejado le estamos diciendo que está empezando una actividad ya mal de entrada.

Otros Proverbios

Cada moneda tiene dos caras
A enemigo que huye, puente de plata
Quien mucho abarca poco aprieta
Comiendo entra la gana

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?