A buen entendedor, pocas palabras bastan

  Este dicho lleva un sentido un tanto oculto que hace que esta frase se utilice tanto en sentido positivo (para elogiar la inteligencia de alguien), como en sentido negativo (para hacer ver que si alguien no se entera de lo que intentamos explicarle, es porque no quiere o hace como que no quiere entender lo que se le intenta decir).

Proviene de la sentencia de Plauto: “Intelligenti pauca”, que viene a señalar, que quien posee un buen entendimiento no necesita largas explicaciones para comprender algo.

Fuente

Otros Proverbios

Al mal tiempo, buena cara
Hacia la Virgen del Pilar comienza el tiempo a cambiar.
Nunca es tarde si la dicha es buena.
Atar los perros con longanizas

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?