Burro grande, ande o no ande

Es una frase irónica que se utiliza para criticar a la gente que elige algo en base a su mayor tamaño, sin tener en cuenta si esa opción es la mejor. También se usa para encarecer algo por su gran tamaño, y no por otros atributos.

Esta expresión empezó a utilizarse en la antigüedad, cuando los agricultores necesitaban burros para llevar la carga y presumían de tener el animal más grande, sin tener en cuenta que los burros pequeños eran mucho más ágiles… ¡ay que ver!

Otros Proverbios

Al mal tiempo, buena cara
Hacia la Virgen del Pilar comienza el tiempo a cambiar.
Nunca es tarde si la dicha es buena.
Atar los perros con longanizas

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?