Burro grande, ande o no ande

Es una frase irónica que se utiliza para criticar a la gente que elige algo en base a su mayor tamaño, sin tener en cuenta si esa opción es la mejor. También se usa para encarecer algo por su gran tamaño, y no por otros atributos.

Esta expresión empezó a utilizarse en la antigüedad, cuando los agricultores necesitaban burros para llevar la carga y presumían de tener el animal más grande, sin tener en cuenta que los burros pequeños eran mucho más ágiles… ¡ay que ver!

Otros Proverbios

Agua de febrero, llena el granero
A la tercera va la vencida
Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo