Dios los crìa, y ellos se juntan

¿No os habéis dado cuenta de que la gente normalmente se une con otra gente afín a sus gustos, intereses o formas de ser? 

Los españoles inventaron la proverbio “Dios los cría y ellos se juntan”, precisamente para hacer ver que es posible que dos personas (o más) nazcan alejadas y tengan orígenes muy distintos, pero al final, hay una fuerza sobrehumana que los une. 

Este refrán alude a esta inclinación natural con cierta ironía y se aplica más bien a personas de conducta censurable.  
La expresión señala que aquellas personas que tienen características, perfiles o intereses y tendencias similares, tarde o temprano, aunque hayan nacido en sitios alejados, se reunirán para compartir sus vidas o, al menos, algunas prácticas afines.

Claro que en la frase no se adjudica dicha unión a la voluntad humana, sino al designio de Dios.  

Otros Proverbios

Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo
Si hay trato, pueden ser amigos perro y gato
El tiempo todo lo cura