Más vale prevenir que curar

Es la expresión favorita de los más precavidos.

Este refrán nos quiere decir que es mucho mejor evitar que algo malo suceda antes que tener que solucionarlo una vez que ha pasado. Es decir, es preferible tomar las medida necesarias antes, que no tener que arreglarlo después.

También encontraréis la variante «más vale prevenir que lamentar», que significa exactamente lo mismo.

 

Otros Proverbios

Agua de febrero, llena el granero
A la tercera va la vencida
Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo