A nadie le amarga un dulce

A nadie le amarga un dulce es una expresión que se utiliza cuando pensamos que no hay que desperdiciar una cosa o situación ventajosa que te ofrezcan. O de otra manera: viene a decir que nadie rechaza algo, por pequeño o poco importante que sea, si viene sin contraprestación.

¡Es el proverbio favorito de los que no saben decir que no!

Otros Proverbios

Al mal tiempo, buena cara
Hacia la Virgen del Pilar comienza el tiempo a cambiar.
Nunca es tarde si la dicha es buena.
Atar los perros con longanizas

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?