A nadie le amarga un dulce

A nadie le amarga un dulce es una expresión que se utiliza cuando pensamos que no hay que desperdiciar una cosa o situación ventajosa que te ofrezcan. O de otra manera: viene a decir que nadie rechaza algo, por pequeño o poco importante que sea, si viene sin contraprestación.

¡Es el proverbio favorito de los que no saben decir que no!

Otros Proverbios

Gallina vieja hace buen caldo
Haciendo y deshaciendo se va aprendiendo
Si hay trato, pueden ser amigos perro y gato
El tiempo todo lo cura