El Día de la Cruz de Granada es una de las fiestas más coloristas de la ciudad. Las calles, las plazas, los patios y los escaparates se llenan de altares en honor a la Santa Cruz.

Granadinos y visitantes, como todos los años el 3 de mayo, recorren  los distintos rincones de la ciudad, visitando las tradicionales Cruces adornadas con mantones, cerámica de Fajalauza granadina, utensilios de cobre y madera antiguos, guitarras, cuadros, mantones de manila e incluso usando materiales reciclados, siempre con flores, tradicionalmente claveles, que llenan de color el conjunto. No puede faltar en cada altar el tradicional “pero”, la manzana con las tijeras clavadas que impide que se le puedan poner ‘peros’, defectos o críticas a la cruz.

 

 

 

 

 

 

 

Esta fiesta, que atrae cada año a miles de visitantes de toda España, tiene orígenes paganos y cristianos. La invención de la Santa Cruz se pone en relación a un cuento legendario cuyo protagonista es el emperador Constantino. Una noche Constantino tiene una visión: en el cielo se le apareció brillante la Cruz de Cristo y encima de ella unas palabras, In hoc signo vincis (“Con esta señal vencerás”). El emperador hizo construir una Cruz y la puso al frente de su ejército con ocasión de la batalla contra el ejército bárbaro, venciendo sin dificultad a la multitud enemiga. De vuelta a la ciudad, envió a su madre, Santa Elena, a Jerusalén en busca de la verdadera Cruz de Cristo. Después de encontrarla, Santa Elena murió rogando a todos los que creen en Cristo que celebraran la conmemoración del día en que fue encontrada la Cruz, el tres de mayo.

La fiesta ha sufrido distintos altibajos, con su casi desaparición tras la prohibición de pedir dinero para las cruces en 1883. De hecho, en los barrios más típicos, como el Albaicín y el Realejo, paralelamente al montaje de las principales cruces de Granada, los niños de la ciudad creaban sus versiones a pequeña escala acercándose al visitante pidiendo un “chavico pa’ la Santa Cruz”, una propina simbólica para colaborar con la organización de la cruz.

La tradición fue reinstaurada definitivamente en el calendario de la ciudad como un día grande a partir de 1964.

Como consecuencia del empeño de la jerarquía cristiana por eliminar antiguas prácticas paganas y supersticiosas, las numerosas fiestas naturalistas de mayo cambian su motivo: el árbol ha sido sustituido por una cruz (a la que con frecuencia en la liturgia cristiana se denomina precisamente árbol), para que lo popular se quedase intacto, solo cambiando su apariencia externa.

En la actualidad, en el Día de la Cruz en Granada es habitual encontrar niños y mayores vestidos con trajes flamencos por toda la ciudad para bailar sevillanas y danzas tradicionales granadinas y disfrutar de la gastronomía típica de este día, como las habas con bacalao, las ‘salaíllas’ y los embutidos. Por el centro de Granada se puede disfrutar de actuaciones musicales durante la tarde y la noche.

Todas las instalaciones compiten para captar las miradas y por los premios que reparte el Ayuntamiento para fomentar la tradición.

Este año la fiesta del día de la Cruz contará con 62 cruces instaladas que llenarán las calles y plazas de la ciudad, 21 cruces instaladas en patios, 12 escaparates, 15 cruces escolares y 21 en calles y plazas.

Entre las novedades destaca que el Ayuntamiento instalará este año tres nuevas cruces municipales, que se ubicarán en el Campo del Príncipe, la Plaza de las Pasiegas y la explanada del Palacio de Congresos. La fiesta empezará a las 12:00 del viernes hasta las 22:00, y será posible ver las Cruces a partir de la tarde del jueves, 2 de mayo.

Aquí os dejamos el listado de cruces instaladas con la ubicación y la programación de actividades del día 3 de mayo de 2019.

https://guiacool.com/event/dia-de-la-cruz-granada/

(Día de la Cruz en Plaza Bib-Rambla)

Comments

¿Estás interesado en alguno de nuestros cursos?